Pautas sencillas para aprender a leer

La lectura tal y como la conocemos es un invento cultural que existe hace ya más de 6.000 años, esto en parte es lo que respalda la presunción de que si bien el cerebro humano no fue creado genéticamente para leer, disponga de la plasticidad requerida para lograrlo, algo que no evita que aprender a leer sea un proceso que si bien toma su tiempo es fundamental ya que permite la comunicación y la adquisición del conocimiento.

Ciertamente son muchas las habilidades y destrezas que se ponen a prueba al momento de darse a la tarea de reconocer letras, unirlas, pronunciarlas y darles significado, es por ello que tal y como se muestra en estrategiasdelectura.com de tener acceso a las técnicas y orientación adecuadas para conseguirlo, depende bastante que este aprendizaje sea fluido e incluso placentero.

Consejos básicos para aprender a leer

  • Acercamiento al abecedario: la didáctica y la lúdica son medios perfectos para tener contacto con vocales y consonantes, pronunciarlas, reconocerlas y combinarlas entre sí ayuda bastante para comenzar este camino.
  • Fonética: es determinante asignar tiempo y trabajo a este aspecto ya que habrán letras que puedan sonar de manera similar y esto puede cambiar totalmente el sentido de las palabras.
  • Relacionar palabras con imágenes: este sistema además de ser entretenido, ayuda a que poco a poco puedan leerse palabras completas para más tarde tener acceso a oraciones y párrafos.
  • Conocer los signos de puntuación: una vez que se domine todo este aprendizaje inicial, se debe complementar con el conocimiento de los signos de puntuación pues es gracias a estos que se puede leer con fluidez y con las pausas respectivas para que el mensaje sea comprensible.

La edad recomendada para aprender a leer

A pesar de que popularmente se cree que cuanto antes mejor, la verdad es que se requiere de una preparación previa para que aprender a leer no se convierta en un desagradable dolor de cabeza. En primer lugar debe existir un adecuado manejo del lenguaje oral y un desarrollo cognitivo acorde para poder diferenciar todos los símbolos que hacen parte del idioma.

En la etapa infantil, entre los 5 y  6 años es un buen momento para comenzar con el adiestramiento, pero no debe perderse de vista que cada niño dispone de una etapa de maduración distinta y por lo tanto algunos van a presentar mayores dificultades que otros. Si bien para los adultos este puede ser un reto mucho más grande, se conoce de cambios profundos en el cerebro a medida que van aprendiendo a leer.

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.