El misterio de las figuras de Nazca

En los valles del departamento de Ica que hacen parte de Perú, surgió la cultura Nazca, una civilización cuya economía tenía como base la agricultura y como eje central la adoración a sus diferentes dioses, de ahí que acudieran a los sacrificios humanos para llevar a cabo algunas de sus ceremonias religiosas. Cabe señalar que de acuerdo a muchas teorías, el misterio de las figuras de Nazca podría explicarse a partir del hecho de hacer parte de sus más sentidos rituales, los cuales buscaban encontrar las mejores ofrendas para sus deidades.

A pesar de no haberse consolidado como un imperio, la popularidad de la cultura Nazca es innegable debido a los descomunales geoglifos que adornan las pampas desérticas. Estas figuras requieren de un sobrevuelo para apreciar desde la perspectiva adecuada su totalidad y misticismo, y es que son tan particulares que algunos insisten en que fueron hechas por extraterrestres.

Las líneas y geoglifos de Nazca

Tal y como se muestra en https://www.cultura10.org estas gigantes figuras fueron descubiertas en 1927 por el arqueólogo Toribio Mejía Xesspe quien las describió como parte de un culto desaparecido ya que previamente otros investigadores habían propuesto conceptos distintos sobre ellas.  Así pues, los diseños trazados en la superficie terrestre revelan formas geométricas, fitomorfas y zoomorfas con longitudes que oscilan entre los 50 y 300 metros y que corresponden a una de las muestras más representativas de las culturas precolombinas.

Se sabe que para su elaboración, se debió retirar la capa superficial del terreno ya que el objetivo era dejar a la vista una capa clara que sirviera para crear un contraste y así facilitar el distinguir la figura plasmada. Al ser estilizadas y realizadas a un solo trazo, se deja ver la extrema perfección de lo que hoy en día se considera patrimonio de la humanidad y por lo mismo estimula el turismo en Perú.

 Principales figuras de Nazca

Con aproximadamente 66 metros de distancia entre sus alas, el colibrí es una de las figuras más armónicas que se pueden apreciar. Asimismo, el mono con su cola en forma de espiral y sus nueve dedos es toda una sensación que de acuerdo a ciertos estudios tiene mucho que ver con la representación de la Osa Mayor.

La araña, al ser una fantástica red de líneas no se queda atrás cuando se trata de llamar la atención; no podríamos olvidarnos del pájaro gigante que con sus 300 metros de longitud y su cuello en forma de culebra es ciertamente impactante.

 

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios