Machu picchu, majestuosa cultura inca

En 1911, Hiram Bingham, un arqueólogo estadounidense, descubrió el majestuoso Machu Picchu, santuario inca ubicado en la región del alto Amazonas en Perú. Santuario que sin duda y probablemente ha sido la realización arquitectónica más asombrosa del Imperio Inca para su prosperidad.

Sus murallas, terrazas y cuestas gigantescas dan la impresión de haber sido esculpidas en las inclinaciones de las rocas, como si constituyeran una gran parte de éstas. En su interior hay templos, residencias, canales y otras extraordinarias distribuciones arquitectónicas que permanecen indemnes.

¿Cómo llegar a Machu Picchu?

Para llegar a este extraordinario lugar, normalmente es a través de la ciudad de Cusco, que fue la capital del Imperio Inca, y consecutivamente una de las ciudades más significativas del virreinato de Perú, siendo hoy en día uno de los más importantes atractivos turísticos del país, ciudad que fue declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Hay un camino que lleva desde la montaña Machu Picchu; hasta la cima de la montaña Huayna Picchu; donde desde muy de cerca se puede apreciar un templo construido al interior de una cueva natural, y es, una de las estructuras más sorprendentes del Parque Nacional, donde se expone la atracción que tuvieron estás personas por estas cavidades, ya que profesaban que podía conectarlos de este modo con el mundo de los muertos.

Aunque el verdadero propósito se ha perdido; aún existen personas que continúan homenajeando a los espíritus de las montañas, con ofrendas y hojas de coca.

La construcción del Machu Picchu

Esta maravillosa no hubiera sido posible sin la habilidad de construcción de los incas; quienes empleando en forma práctica la geometría de líneas rectas perpendiculares; es decir el mismo principio de Pitágoras; tampoco hubiera sido posible si los incas no hubieran conocido eso que actualmente llamamos ingeniería hidráulica y de fluidos; a que se debe el suministro de agua en la zona, la red de canales y los sistemas de drenajes marchan perfectamente hasta la actualidad.

Las piedras de Machu Picchu se ajustan a la perfección sin ningún tipo de cemento, esta ciudad inca del siglo XV; perduró al tiempo, al abandono y a la naturaleza durante 400 años. Este patrimonio de la humanidad, maravilla del mundo, y uno de los lugares más asombrosos del planeta.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.