Los daños físicos que genera el estrés

Estamos tan acostumbrados a convivir con la sensación de estrés que muchas veces se nos olvida que esta reacción fisiológica si bien es natural en el ser humano, puede traer consigo efectos bastante negativos para la salud. Así pues, al hablar de los daños físicos que genera el estrés se hace mucho más factible que las personas empiecen a hacer lo propio para darle manejo oportuno a esta respuesta del organismo que por supuesto también implica alcances psicológicos.

Es un hecho que la continua exposición al estrés demanda un plan efectivo de acción que haga posible que el individuo pueda mantenerse bajo control a pesar de los estímulos que le generan ansiedad, por el momento nos quedaremos en el signos visibles de este sentimiento de tensión física y emocional.

Efectos del estrés en el cuerpo

  • Pérdida del cabello: toda esta ansiedad acumulada, logra entre cosas que los folículos pilosos se debiliten a tal punto que el cabello no pueda dejar de caerse.
  • Acné: la presencia del estrés hace que se eleven los niveles de cortisol y gracias a esto inmediatamente se dispara la producción de grasas y aceites corporales que fomentan la aparición de estos brotes.
  • Sobrepeso: es común que algunas personas acudan a la comida para intentar calmar sus estados emocionales, esto por supuesto trae como consecuencia el aumento de peso.
  • Baja en el deseo sexual: la marcada disminución de las hormonas que estimulan la libido hace que el deseo sexual sea mínimo o casi nulo.
  • Menstruación irregular: el desequilibrio hormonal que se desencadena en el organismo logra que la menstruación sea demasiado corta o que simplemente no llegue.

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *