Las oraciones de protección personal

Para acceder al  poder protector de Dios no existe mejor herramienta que las denominadas oraciones de protección personal, plegarias encaminadas a establecer una conexión espiritual tan fuerte que actúan a manera de escudo para impedir cualquier tipo de vulnerabilidad, lo cual es algo esencial si consideramos que vivimos rodeados de todo tipo de obstáculos e inseguridades. Bien sabemos que no resulta sencillo salir adelante en un mundo tan colmado de injusticias, sin embargo el aferrarse a este tipo de alternativas es algo que todo creyente puede hacer desde lo más hondo de su corazón pues lo cierto es que traen muchos beneficios.

Puesto que encomendarse al creador siempre será el mejor camino, también es de gran provecho resguardar en su amor para evitar que cualquier cosa mala pueda suceder.

Protegerse con la oración

Además de calmar la ansiedad y alejarnos de las tentaciones, la oración es un poderoso vehículo para evidenciar gratitud y de paso acceder al perdón de los pecados. Por si fuera poco hacer oración es algo que no solo funciona para quien la lleva a cabo sino también para todos aquellos por los que se intercede, con esto simplemente queremos hacer notar que todo aquello que se pida con fe a través de una plegaria no solo será escuchado sino también atendido pues esta es la labor que más satisface a Dios Padre.

Por lo anterior y tal y como se menciona en https://www.oraciondelanoche.net/ nuestro Señor nos conoce tanto que no solo se ocupa de proporcionarnos seguridad y custodia en esos momentos difíciles, incluso cuando no lo pedimos y nos salimos un poco de sus designios Él estará de nuestro lado tal y como cualquier padre amoroso y responsable de sus hijos.

La oración como camino hacia la paz interior

Generalmente son los pensamientos y los conflictos mentales los que en primer lugar se encargan de robar la tranquilidad a las personas pues suelen conducir a rencores y egoísmos, de igual modo también es necesario mencionar a los ladrones de energía y hasta las enfermedades que consiguen tan fácilmente hacernos dudar del plan divino. Todo esto interfiere con la paz interior de cada individuo y es entonces cuando la búsqueda de un refugio se hace imprescindible y que mejor solución que la oración.

Al ser la principal herramienta del cristiano, blindarse contra todo lo negativo resulta mucho más efectivo si la oración de protección cualquiera que sea se asume como un paso más para estar en eterna comunión con Dios.

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *