Las enfermedades transmitidas por pulgas

Las pulgas son insectos sin alas que se alimentan de la sangre de los mamíferos gracias a su boca perfectamente diseñada para chupar este preciado líquido vital, es por ello que se les considera parásitos externos. Generalmente suelen presentar una tonalidad oscura además de distinguirse por lograr ejecutar saltos demasiado altos si tomamos en cuenta su diminuto tamaño; adicionalmente es de resaltar que estos pequeños bichos suelen elegir a las mascotas del hogar para alojarse, nutrirse y reproducirse, sin embargo también afectan a las personas y prueba de ello son las enfermedades transmitidas por pulgas las cuales pueden llegar a ser bastante complejas.

Basta una sola picadura de pulga para que empiecen a hacerse evidentes síntomas que van desde las tradicionales erupciones de tonalidad roja, la comezón, inflamaciones, alergias y muchas veces el inicio de algunos padecimientos de salud mucho más avanzados.

Enfermedades que transmiten las pulgas a humanos

  • Dermatitis alérgica: el contacto con la saliva de las pulgas pueden generar una marcada irritación en la piel que suele traer consigo lesiones cutáneas y una comezón extrema que debe ser tratada con los correspondientes medicamentos.
  • Tenia de perro: puesto que las pulgas son portadoras de un parásito denominado Dypilidium, se sabe que en algunos casos este parásito puede continuar su crecimiento en el intestino del ser humano. Los niños son los más vulnerables a presentar esta complicación médica.
  • Enfermedad por arañazo de gato: cuando un gato infectado por las bacterias propias de las pulgas araña al ser humano, este  a su vez puede infectarse. Si bien no se trata de algo muy grave, entre sus síntomas se distingue la fatiga, el aletargamiento y otros signos muy similares a los de la gripe.
  • Peste bubónica: aunque actualmente es muy poco común, se trata de una enfermedad infecciosa que inhibe la respiración celular y por lo tanto resulta bastante peligrosa.
  • Tifus murino: entre sus síntomas más relevantes se distinguen escalofríos, fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas y dolor en los músculos.

Cómo tratar las picaduras de pulgas en personas

Es de considerar que algunas personas son más susceptibles que otras ante estos ataques, de esta manera lo primero siempre será limpiar inmediatamente la zona afectada, para ello basta con agua fría y jabón. A continuación se puede pasar a la aplicación de alguna crema antiinflamatoria o que disponga de alta concentración de hidrocortisona, remedios caseros tales como una pasta creada con agua y bicarbonato de sodio pueden ayudar a calmar la comezón rápidamente.

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *