Cuidados básicos para las cicatrices

Para lograr un adecuado proceso de cicatrización es fundamental que el paciente se dé a la tarea de poner en práctica algunos hábitos en el transcurso de su día a día, es entonces cuando los cuidados básicos para las cicatrices aparecen como medios idóneos para garantizar que los tejidos se unan de la manera más natural posible y que finalmente esta evidencia sea lo menos perceptible posible.

Puesto que lo correcto es que la cicatriz se muestre como una línea blanca, indolora, aplanada y flexible, es fundamental que la persona se encargue de hacer todo lo que se encuentre a su alcance para asegurar las condiciones para que este objetivo pueda lograrse. En caso de tomar las precauciones y aun así no cicatrizar bien, ya estaríamos hablando de trastornos a nivel interno.

Claves para cuidar bien las cicatrices

  • Hidratación: entre las muchas vulnerabilidades que va a presentar esta porción de piel, la falta de hidratación se constituye como una de las principales, de ahí la necesidad de acudir a productos especializados para dicho fin que ayuden a restaurar la lozanía.
  • Evitar el sol: la exposición al sol debe ser algo que debe evitarse en la medida de lo posible pues de esta manera se impide la pigmentación de la piel, una buena alternativa es la aplicación de protector solar con un alto factor de protección, por lo menos de 50.

En cuanto a los productos para mejorar el aspecto estético de las cicatrices, lo más prudente es consultar con el médico ya que todas las pieles no tienen las mismas necesidades.

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *